Ayudar a tu aliado PDF Print Correo electrónico
Escrito por Jacobo   
Las partidas en equipo son lo más atractivo de jugar al AoC en Red; formar un equipo con tus amigos y derrotar tus Oponentes, es quizás lo mejor de jugar al AoC. Puesto que el juego en equipo es el que más se practica en la Zone, se supone que todo el mundo es un experto en ayudar a sus Aliados, ¿no?

Pues no. Muchas partidas por equipos, incluidas las mías, evolucionan a menudo como dos 1 contra 1 separados. De modo que si tu Aliado pide auxilio, estás demasiado ocupado dándole a tu Contrincante para ayudarle, y tu compañero sucumbe, lo que supone tu propio fin. Naturalmente, esta no es la mejor manera de ganar partidas. Si tu Aliado se mete en un agujero, tienes que ser capaz de sacarlo, y dar la vuelta a la partida.

Claro, esto es más fácil decirlo que hacerlo; ¿cómo te las apañas para conseguirlo?
Eso es que lo pretendo examinar en este texto.

La manera más común de ayudar a tu Compañero es destruir la Base Avanzada del Contrario. Una vez que ha desaparecido esa Base, tu Aliado puede disfrutar de un poco de tranquilidad para reconstruir. Pero ¿hay alguna forma mejor de ayudarle?

Tomemos por ejemplo un 2 contra 2: tú (Jugador 1) estás ejecutando un Boom de Barcos, pensando en llegar a Castillos en 20 minutos, con unos buenos 60 de población, o así. Efectivamente, llegas a Castillos en 19, con 50 Aldeanos/Barcos, preparando el paso a Imperial a los 30 minutos para empezar a atizarle a tu Oponente. Como es Continental, puedes amurallarte sin ser molestado.

De pronto, en el minuto 25, tu Aliado (Jugador 2) pide ayuda. Uno de los Contrarios (Jugador 3) ha construido un Castillo al lado de la Base de tu Aliado, que está siendo arrasada. ¿Qué haces? Si eres un Jugador típico de la Zone, o bien ignoras a tu Aliado, o atacas la Base Avanzada del Jugador 3; pongamos que haces esto último.

Maravilloso, consigues echar la Base abajo. La invasión ha sido detenida, parece que las cosas van mejor, ¿no? Ahora puedes contraatacar, y tu Aliado puede recuperarse. ¡Puede que incluso consigas ganar esta partida!

Mmm.. no; tu Aliado está casi arrasado, lo que le deja con la economía más débil de los 4. El Jugador 3 ha gastado muchos recursos en tropas, pero su economía está intacta, aun siendo la segunda peor. Has gastado también recursos en tropas, pero no tantos como el Jugador 3, lo que te deja con la segunda economía más fuerte. El Aliado del atacante (Jugador 4) está intacto y no ha gastado nada en tropas, por lo que su economía es la más fuerte. Esto deja bien claro que lo tienes bastante mal, puesto que ellos tienen la 1ª y 3ª economía más fuertes, mientras que tu Equipo tiene la 2ª y la 4ª; eso tiene mala pinta.

¿Había una mejor manera de solucionar esta situación? Desde luego que si.
Entonces ¿Qué deberías haber hecho?

Invadir la Base del Jugador 3.
Si, deja que tu Aliado se defienda solo contra la Base Avanzada del Jugador 3, y ve a por su Base principal. ¿De qué forma ayudará esto? El Jugador 3 tiene varias opciones, basadas en como quiera micro controlar sus unidades.

  1. Renunciar al ataque, y dedicar su tiempo y sus recursos a defender su Base. Esto surtirá el mismo efecto que si hubieras atacado su Base Avanzada; la invasión queda detenida. Y no solo eso, sino que, además, has dañado su economía; con mucho, el mejor resultado.
  2. Dividir su tiempo entre el control del ataque y la defensa. Puesto que su tiempo y sus recursos están divididos entre ataque y defensa, es probable que ambos fallen, y la cosa acabe con la destrucción de sus 2 Bases: la Avanzada y la Principal.
  3. Ignorar tu ataque, y seguir presionando tu Aliado. Deberías poder eliminar sus Aldeanos, obligándolo a detener su maquinaria bélica. Tu Aliado podrá entonces destruir la Base Avanzada Contraria, mientras tú continúas con la destrucción de la Base Principal.

Todo esto, sin tener en cuenta la intervención del Jugador 4, que sin duda se producirá, si no es un novato. Lo ideal sería que hubieras acabado con él cuando tu Aliado pide ayuda, pero lo más probable es que no sea así, y que se produzca un contraataque.

Lo que puedes hacer, para evitar el contraataque, es enviar un grupo suicida de unidades baratas, como Piqueros, infantería, o Caballería Ligera, a la Base del Jugador 4, mientras atacas la Base del Jugador 3. Eso puede mantener ocupado al Jugador 4, lo que evitará que contraataque inmediatamente. Mientras tanto, tendrás tiempo de causar más destrozos en la Base del Jugador 3. Si tus recursos te lo permiten, envía otro grupo suicida de unidades baratas a la Base del Jugador 4, para ganar un poco más de tiempo. Cuanto más tiempo te deje tranquilo el Jugador 4, más tiempo tendrás para arruinar la economía del Jugador 3, y para lograr que tu Equipo se recupere.


 
RocketTheme Joomla Templates
Copyleft © 2017 www.theconquerors.es - Aviso legal