Los 10 mandamientos de la defensa en Castillos PDF Print Correo electrónico
Escrito por Jacobo   
En mi opinión, un ataque terrestre total, durante Castillos, es una estrategia muy arriesgada, y solo es una forma viable de alcanzar la victoria, en uno o dos casos, especialmente en mapas con agua.

Escenarios para un ataque viable durante Castillos.

Escenario 1.

Todos los recursos de tu Oponente están situados cerca unos de otros.
Tu Ataque de Castillos (aparte de un Rush de Caballeros en una partida con lag, cuyo resultado es totalmente imprevisible), si es defendido adecuadamente, puede acabar con unos 5 Aldeanos, y echar para atrás a tu Oponente unas docenas de casillas. Si hay una Mina de Oro ahí, o una de Oro y otra de Piedra, puede que no valga la pena. Sin embargo, si al echar a tu Oponente, controlas todo el Oro del mapa (además del tuyo, protegido por Centros Urbanos), entonces la partida está prácticamente ganada.

Escenario 2.

La Base de tu Oponente tiene muchas colinas; tantas, que le impide situar sus Centros Urbanos con efectividad.

Esta es la razón por la que tienen éxito tantos Ataques de Castillos en Arabia. Para rechazar un Ataque de Castillos, es imprescindible que apoyes tu Centro Urbano original con más Centros Urbanos, y unidades de Asedio. Si no puedes construir bastantes Centros Urbanos cerca unos de otros, el Ataque logrará pasar, y es más que probable que pierdas (sobretodo en un mapa pequeñito, donde resulta muy difícil retirarte)

Si no se trata de ninguno de estos casos, un ataque total pierde su viabilidad, en mi opinión; especialmente en cualquier mapa en el que puedas controlar suficiente terreno para seguir creando Granjas o Pescar, si hay agua.

Estos son los pasos a seguir, para derrotar un Ataque de Castillos, definido como un ataque compuesto por Ballesteros/Caballeros/Espadachines, o cualquier combinación con Arietes, que se produzca a partir del minuto 20-21. Deberías tener ya al menos 4 Centros Urbanos, en ese momento, para montar una defensa adecuada.

Se puede derrotar casi siempre este tipo de ataque, mientras sigas los mandamientos básicos del combate en Castillos. Intenta ejecutar estas reglas por orden.

 

Primer principio.

Esto es anterior a cualquier regla, porque es lo más importante: conserva la calma. Si te están atacando con un fuerte Ataque de Castillos, después que hayas construido múltiples Centros Urbanos, seguro que no estás perdido. Mantén la calma, y pon en práctica tu estrategia; acabarás saliendo victorioso.

Los 10 mandamientos.

1 Retírate hasta el Centro Urbano más próximo; no puedes defenderte de un Ataque de Castillos sin Centros Urbanos, especialmente si no estabas preparado.

2 Aumenta inmediatamente tu producción de Madera. El recurso que necesitas para defenderte de ese tipo de ataque es Madera, Madera, y más Madera, con Alimento y Oro o menos. La Madera es la clave.

3 Elige el campo de batalla. No puedes defenderte de un Ataque de Castillos en un terreno montañoso, ni en un sitio donde sea imposible situar efectivamente múltiples Centros Urbanos. La única excepción, es cuando todos tus recursos están en el mismo lugar. En ese caso, tienes que hacer un esfuerzo máximo para mantener ese punto, incluso antes de que te ataquen; es decir: construir pronto varios Centros Urbanos allí.

4 Guarece solo los Aldeanos necesarios. Lleva los demás a retaguardia. Si es necesario, crea Aldeanos en los Centros Urbanos Avanzados para Guarnecerlos (situando el Punto de Reunión dentro del Centro Urbano). Generalmente, el número máximo de Aldeanos que necesitas Guarecer en cualquier punto, es de unos 10 o así, excepto mientras te ataquen activamente. En ese momento, el número puede variar entre 10 y 30, disparando fuego cruzado desde 3 o más Centros Urbanos.

5 Construye inmediatamente más Centros Urbanos detrás del punto de defensa. Con esto, estás cambiando terreno por tiempo, permitiendo que tu Oponente destruya un par de Centros Urbanos (a un elevado coste para él). Tus nuevos Centros Urbanos no deberían estar a más de 5 o 6 casillas del que está siendo atacado, y procura que puedan cubrirse mutuamente (por ejemplo, intenta formar un pequeño triángulo de unas 5 casillas de lado con tus Centros Urbanos). Sitúa el Punto de Reunión de tus Centros Urbanos Avanzados en los de la segunda línea, y los de la segunda línea, en otros más atrás. En esta estrategia, tienes que construir Centros Urbanos continuamente, mientras estás siendo atacado. Si el ataque se prolonga, puedes acabar con unos 10 Centros Urbanos o más, en un área pequeña.

 

Un triángulo formado por Centros Urbanos. El fuego cruzado de los edificios de atrás acaba con las tropas atacantes, mientras el delantero impide que el Oponente pueda construir cerca de ti.

6 Construye un Taller de Maquinaria inmediatamente. Generalmente, necesitarás 2, y solo 2 edificios para derrotar un Ataque de Castillos: uno es el Centro Urbano, y el otro, el Taller de Maquinaria; de modo que constrúyelo cuanto antes. Si tu Oponente está empleando mucho los Caballeros, considera también un Monasterio; las conversiones se producirán fuera del alcance de sus Centros Urbanos ofensivos.

¿Qué conviene construir en el Taller de Maquinaria? Depende de las unidades a las que te estés enfrentando; si no estás seguro, crea primero un Ariete. En todo caso, comienza a crear unidades de Asedio en cuanto esté acabado el edificio.

Si te enfrentas a un ataque de Arqueros y Arietes, crea solo Arietes. Las Catapultas son muy muy efectivas contra las tropas, pero estás construyendo Arietes para que puedan pasar a la ofensiva, y destruir su Base Avanzada más tarde.

Si se trata de un ataque de infantería o caballería con Arietes, crea una fuerza mixta de Catapultas y Arietes; generalmente, las Catapultas primero. Construyes Catapultas, porque los Caballeros pueden aguantar un rato el fuego de los Centros Urbanos, y tienes que asegurar unos cuantos disparos a sus Arietes.

Lo que vas a hacer con estas unidades de Asedio es sencillo: atacar los Arietes contrarios. Usa tus Arietes para atacar los de tu Oponente, o atácalos con Catapultas. Tus Centros Urbanos son para las tropas, los Arietes/Catapultas, para sus unidades de Asedio. Recuerda controlar siempre el fuego de tus Centros Urbanos. No dispares a los Arietes, a menos que están solos, o les queden pocos Puntos de Resistencia. Si bien un Centro Urbano Completamente Guarnecido puede destruir 1 Ariete, acaba casi destruido él mismo, de modo que es mejor que se ocupe de las tropas, y que uses tus unidades de Asedio contra las de tu Oponente.

 

Las Catapultas son excelentes para la defensa en Castillos, porque permanecen en retaguardia, protegidos de las tropas Contrarias.

7 En cuanto hayas acabado con sus tropas, ataca con tus Arietes, y destruye todos los edificios Contrarios que estén al alcance de tus Centros Urbanos. No los lleves más allá del área de protección de tus Centros Urbanos, tienes que poder protegerlos de las tropas Contrarias que intenten atacarlos. Cuando hayas eliminado los edificios que están al alcance de tu Centro Urbano, retira tus Arietes bajo su protección.

8 En cuanto hayas destruido los edificios que estaban al alcance de tus Centros Urbanos, haz avanzar un mínimo de 10 Aldeanos, y construye otro Centro Urbano, para ocupar el terreno conquistado. Esto es absolutamente esencial, y has de hacerlo rápido. Procura no usar todos los Aldeanos que estaban en los Centros Urbanos de primera línea, puesto que necesitas fuego de cobertura para los constructores. Por ejemplo, puedes dejar unos 5, si tienes pocos o no parece haber mucho peligro. En cuanto está construido el Centro Urbano, Guarnécelo, lleva tus Arietes al ataque, y repite el proceso: destruye todos los edificios que estén a su Alcance (debería tener un Alcance de 8, con Flecha de Punzón), y construye otro Centro Urbano para cubrirlos. Usa los Aldeanos que estaban en el anterior Centro Urbano de apoyo, para construir el siguiente. De esta forma, vas avanzando poco a poco, construyendo nuevos Centros Urbanos, y conquistando territorio.

9 Mantén la creación de Aldeanos. Debes sacar partido de este ataque. El atacante está intentando una de estas 2 cosas: o bien destruirte directamente, o dañarte lo suficiente para que su economía acabe siendo superior a la tuya. Mientras sigas creando más Aldeanos, los que tengas Guarecidos, y los Centros Urbanos, son más o menos equivalentes a las tropas que te están atacando (incluso, puede que el defensor tenga ventaja). La ventaja añadida, es que, cuando las tropas Contrarias hayan sido eliminadas, tendrás una mejor economía, con unos 15 ó 20 Aldeanos más.

10 A menudo, un Ataque de Castillos acabará con la construcción un Castillo Contrario en tu territorio. Si eso ocurre, debes contar las casillas antes de situar tu Centro Urbano. Puedes construir un Centro Urbano que cubra el Castillo, sin que este alcance tus Constructores (el Castillo tiene +2 de Alcance, pero el Centro Urbano cubre 4x4 casillas) Simplemente recuerda que tienes que contar las casillas. Para hacer esto, sitúa la silueta del Centro Urbano que vas a construir, pegada al Castillo, y ve retirándola, contando las casillas, de 1 en 1, hasta que llegues a 7 (ó 6 si solo has investigado la Fabricación de Flechas). Construye entonces el Centro Urbano, procurando que los Constructores estén en el lado más alejado del Castillo. Recuerda: no necesitas alcanzar el Castillo con el fuego del Centro Urbano; de modo que contar 8 ó 7, también es correcto, solo tienes que cubrir tus Arietes, cuando ataquen la base del Castillo.

Cuando hayas construido este Centro Urbano, llénalo de Aldeanos, y manda los Arietes al ataque. Si tu Oponente tiene Catapultas, y no puedes llegar hasta ellas con Caballeros, deja el Castillo de momento, y pasa a Imperial para destruirlo.

 

Destruye el Castillo con los Arietes protegidos por el fuego del Centro Urbano. Los Monjes son muy útiles para convertir los Caballeros que intenten atacar los Arietes, gracias a su Alcance de 9.

 

El resumen sería el siguiente:

Retírate a un Centro Urbano.

Guarnécelo.

Construye más Centros Urbanos detrás de ese, retirándote poco a poco, hasta que el ataque se detenga. Sigue construyendo más Centros Urbanos. Construye un Taller de Maquinaria, si puede ser, mientras levantas los Centros Urbanos de retaguardia.

Ataca sus Arietes con Arietes o Catapultas.

Con tus Arietes, ataca los edificios de vanguardia de tu Oponente que están cubiertos por tus Centros Urbanos (construye uno, si no alcanzan).

Construye otro Centro Urbano en el área reconquistada.

Destruye los edificios que se encuentren en el área de cobertura del nuevo Centro Urbano.

Repite el procedimiento hasta que hayas destruido la Base Avanzada Contraria.

Saca tus Aldeanos, ponlos a trabajar, y aprovecha tu superior economía.


 
RocketTheme Joomla Templates
Copyleft © 2019 www.theconquerors.es - Aviso legal