Importancia de explorar PDF Print Correo electrónico
Escrito por Jacobo   

¿Cuál es la importancia de ese humilde Explorador? Si no consideras que es esencial, necesitas recapacitar, y repasar las grabaciones de las partidas que has perdido. Fíjate bien en qué hiciste, y luego en qué hizo tu Oponente.

Estoy casi seguro que en esas partidas, hiciste algo de esto:

  • Perdiste tu Explorador tontamente, por luchar con los Aldeanos contrarios.
  • Solo exploraste tu parte del mapa.
  • No sabías donde estaba tu Oponente, o lo que estaba haciendo.
  • Al encontrar a tu Oponente, hiciste volver tu Explorador, y lo dejaste parado cerca de tu Centro Urbano, o del de algún Aliado (y luego te sorprendiste de que apareciera un Castillo en tu patio trasero).

Desde el primer minuto, ese Explorador es tu única fuente de inteligencia. Ha de ser tus ojos y tus oídos; arriesgarte a perderlo en los 5 primeros minutos de la partida, no solo es inútil, sino peligroso para tu Base.

Las misiones del Explorador son varias; difieren según el tipo de mapa, y según avanza la partida.

Misiones prioritarias, que deben completarse en los 10 primeros minutos:

  1. Encontrar las Ovejas, Bayas, Jabalíes, y Ciervos.
  2. Encontrar un Bosque adecuado para situar el Aserradero, y las Minas de Oro y Piedra más cercanas al Centro Urbano.
  3. Si se trata de un mapa con agua, localizar emplazamientos adecuados para los Puertos.
  4. Localizar a tu Oponente, y las rutas de acceso a su Base.
  5. Localizar los puntos de obtención de recursos de tu Oponente.
  6. Localizar los puntos de paso, y las zonas fácilmente defendibles, para protegerte de un ataque temprano.
  7. Encontrar un lugar adecuado para tu Base Avanzada, cerca de los Leñadores y Mineros de tu Oponente, pero no tanto como para ser descubierto antes de estar listo para atacar.

Una vez hecho todo esto, trae tu Explorador de vuelta, y haz lo siguiente:

  1. Localiza rutas de fácil acceso a la Base de tus Aliados, para comerciar o retirarte, si fuera necesario-
  2. Explora los alrededores de tu creciente Base, y especialmente aquellos puntos que pueden esconder Constructores de Vanguardia (especialmente las zonas entre tu Base y la de tus Aliados).
  3. Envíalo de nuevo hacia la Base Contraria, para comprobar qué cambios se han producido.

En este momento, deberías estar pasando a Feudal, o casi. Si vas a ejecutar un Rush de Feudal, tienes que localizar los Leñadores y Mineros Contrarios.

Si lo que pretendes es un Ataque Temprano de Castillos, asegúrate de que tu Oponente no ha cambiado de lugar sus puntos de obtención de recursos (queda fatal, eso de enviar tus Arqueros en formación, a un Aserradero en el que no hay ni un Aldeano, y que te descubran antes de haber podido disparar una flecha).

Después, haz volver tu Explorador, y sigue patrullando tu área, buscando edificios y Constructores de Vanguardia Contrarios. A veces, si tienes recursos suficientes, no es mala idea crear un par de Exploradores más, para controlar más terreno, entre tu Base, la de tu Oponente, y la de tus Aliados.

No uses tu Explorador para atacar más de 1 Aldeano (especialmente si tu Oponente ya está en Feudal). 3 o 4 Aldeanos pueden acabar fácilmente con él. Ni se te ocurra atacar Caballeros, Piqueros, etc.

Usar Puntos de Paso es casi la única forma de lograr todo esto en un tiempo razonable. Aprende a fijarlos en forma de círculos concéntricos, para cubrir más terreno rápidamente.

Recuerda: aunque tu Explorador no sirve de mucho como atacante, tener información actualizada sobre tu Oponente te permitirá ganar más batallas que la fuerza bruta.


 
RocketTheme Joomla Templates
Copyleft © 2021 www.theconquerors.es - Aviso legal