Civilización Godos PDF Print Correo electrónico
Escrito por Jacobo   
Los Godos están más orientados a un solo propósito que cualquier otra civilización en el juego. Tienen un carácter totalmente ofensivo, con una potente y barata Infantería para desencadenar ataques rápidos repetidamente. Cuentan también con modestas Armas de Asedio para apoyar a sus fuerzas; sin embargo, son nefastos en la defensa, con pocas Torres y sin murallas. Para los principiantes que solamente quieran atacar, los Godos parecerían una elección lógica, pero su potencial, muy limitado, puede frustrar a jugadores más avanzados, que deseen contar con más opciones y mejores defensas.


Bonificaciones Culturales

 
  • Todas las unidades de Infantería son un 10% más baratas en la Edad Feudal, un 15% en la Edad de los Castillos, y un 25% en la Edad Imperial.
  • Todas las unidades de Infantería cuentan con +1 en ataque contra edificios. Los Aldeanos tienen +5 en ataque contra Jabalíes .
  • Pueden exceder en +10 el límite de población en la Edad Imperial.

Bonificaciones de Equipo

 

Los Cuarteles trabajan un 20% más rápido.


Puntos Fuertes

 

Los Godos son una civilización con una potente Infantería. Pueden generarla muy barata y cuentan con una bonificación en ataque a los edificios. Esto implica que este pueblo funciona muy bien en lo tocante a destruir Murallas, construcciones y Torres. Además, aunque el tiempo de generación de las unidades de Infantería no disminuye, su bajo precio implica que puedes construirlas con más rapidez. Las bonificaciones citadas se aplican también al Huskarle, su unidad única. También pueden entrenar más tropas debido a la bonificación de población, que les permite superar en +10 el tope de individuos. Cuentan con todas las unidades de pólvora negra y funcionan muy bien en labores de asedio, aunque carecen del Onagro de Asedio y del Ariete de Asedio. Sin embargo, su Infantería y sus Armas de Asedio se cuentan entre las mejores del juego a la hora de destruir ciudades y arrasar Maravillas. Un ejército compuesto por Huskarles y Armas de Asedio puede derribar incluso Castillos con celeridad. El Huskarle y el Huskarle de Elite son extremadamente fuertes contra los Arqueros, puesto que pueden soportar gran cantidad de daño de perforación. Funcionan bastante bien en el mar, contando con toda la línea de Navíos, excepto el Galeón Artillado de Elite. En juegos de equipo, los Godos se orientan aún más a la utilización de la Infantería, con Cuarteles que producen un 20% más deprisa sus unidades.

 

Puntos Débiles

 

Sus defensas son atroces, y apenas pueden proteger sus propias ciudades con Torres. Deben basar su defensa en la utilización de sus propias tropas. Las únicas Torres que pueden construir son Puestos Avanzados y Torres de Vigilancia, y tampoco pueden construir Murallas. Un ataque rápido contra los Godos puede ser mortal, especialmente si tienen pocas tropas en ese momento. Es una civilización altamente vulnerable a los ataques y nunca debe asumir una estrategia defensiva. Los Godos carecen de las mejoras finales en armadura para la Caballería y la Infantería, de modo que mientras los Huskarles aguantan bien contra las unidades de Arquería, el resto de sus tropas no está tan bien preparado contra el fuego a distancia. Los Monjes no pueden convertir edificios, Armas de Asedio ni a otros Monjes, y carecen de la mejora de alcance. Su tecnología de asedio es aceptable, aunque sus carencias en este terreno les perjudican a la hora de atacar a civilizaciones más avanzadas. Otro punto débil obvio es su tendencia a utilizar la Infantería de modo excesivo, lo que significa que cualquier enemigo puede adivinar fácilmente el tipo de estrategia a utilizar contra ellos. Por lo tanto, asegúrate de que cuentas con un gran número de Huskarles, o engaña a tu enemigo basando en otra unidad el grueso de tus fuerzas.


Unidades no disponibles


Ballesta, Camello, Camello Pesado, Paladín, Galeón Artillado de Elite, Onagro de Asedio, Ariete de Asedio, Torres de Guardia, Torres del Homenaje y Torres de Bombardeo.


Tecnologías no disponibles

 

Dique Seco, Puerta, Muralla, Muralla Fortificada, Redención, Expiación, Letras de Imprenta, Ladroneras, Armadura de Placas, Armadura de Cota de Malla, Ingenieros de Asedio y Pozo de Minería Aurífera.

 

Estrategias

 

Debido a sus bonificaciones en las unidades de Infantería, los Godos pueden lanzar ataques rápidos ya en la Edad Feudal; además, su bonificación en ataque contra edificios implica que esos ataques en los primeros momentos del juego pueden tener más éxito que los de otras razas. Durante la Alta Edad Media, puedes utilizar su bonificación contra los Jabalíes para recoger gran cantidad de comida; con cada Jabalí, puedes generar 6 unidades de Infantería. Comienza pronto a minar oro, especialmente si quieres lanzar oleadas de ataque continuamente en la Edad Feudal. Recuerda construir muchas casas también, para poder alojar a toda tu Infantería. Tienes que edificar tres o cuatro Cuarteles, para poder producir unidades tan rápidamente como te sea posible. Como jugador Godo, no debes esperar a que nadie te ataque, dada la debilidad de tus defensas; además, no olvides que tu Infantería es vulnerable al ataque de los Arqueros, por lo que debes construir un par de Galerías de Tiro con Arco junto a tus Cuarteles, y crear Guerrilleros para aumentar tu protección. En la Edad Feudal, céntrate en las áreas que contengan recursos, tales como Campamentos Madereros y Mineros, de modo que cortes la recolección de tu enemigo, y mantén a tus tropas rondando su ciudad para poder ir destruyendo sus Granjas. Intenta edificar varios Cuarteles cerca de su ciudad, lo que te dará una buena ventaja; cuando llegues a la Edad de los Castillos, puedes producir un par de Arietes rápidamente y acabar tu labor.
Desde luego, puedes contar con que los otros jugadores tendrán claro cuál será tu estrategia, así que intenta engañarles, mandando ataques de Caballería y de Arquería en la Edad de los Castillos. Si el enemigo piensa que estás construyendo gran cantidad de unidades de Infantería, contraatacará con Arqueros a principios del juego y con Armas de Asedio más tarde. En la Edad Feudal, atácale con una docena de unidades de Infantería e intenta que parezca un ataque decente; después, sigue patrullando intermitentemente con tu Caballería de Exploración y averigua si el enemigo está, efectivamente, construyendo muchas unidades de Arquería. Si lo hace así, produce una buena cantidad de Guerrilleros; a continuación, atrae a los Arqueros enemigos con tu Infantería y atácales con los Guerrilleros. Puesto que tu oponente habrá gastado mucha madera y oro en sus Arqueros, estará debilitado frente al ataque de la Infantería que tendrás en reserva. Esta estrategia es posible porque producir Infantería solamente cuesta comida, mientras que las unidades de Arquería cuestan oro y madera. No intentes ganar construyendo una Maravilla, puesto que careces de las defensas estáticas necesarias para ello. Sin embargo, si estás intentando destruir una Maravilla, crea un gran ejército de Huskarles, así como 15 o 20 unidades, junto con una fuerza regular de Arietes, Infantería, Lanzapiedras y Caballería. Si atacas desde dos lados diferentes, el enemigo tendrá que escoger a qué ataque hace frente; el ataque al que el enemigo no responda, estará perfectamente equipado para acabar su labor.

 
RocketTheme Joomla Templates
Copyleft © 2022 www.theconquerors.es - Aviso legal